Reseña Histórica

El amanecer del 8 de Agosto de 1984 vio nacer una pequeña empresa familiar en el fondo de la casa donde nació su creador y columna vertebral, el Ing. Emilio Kalinowski, quien con tan solo su esfuerzo, su título de Ingeniero y un sueño por cumplir le dio vida a esta empresa.

INDUSTRIAS ALKA lleva su nombre en honor a su padre, Alejandro Kalinowski, quien vendiendo sus máquinas de carpintero financió los comienzos de este sueño que fue llevando a la empresa desde aquel galpón familiar de la calle Ducasse, pasando por el barrio de San Vicente hasta llegar finalmente a inaugurar en su cumpleaños número dieciocho la actual planta Industrial situada en Pasaje Okinawa 150.

El Ing. Kalinowski, persona ejemplar y dedicado empresario, cimentó las bases de esta pujante Empresa que se ganó el respeto de sus pares y un lugar en el mundo. Tras su muerte el pasado 10 de Marzo de 2008, sus hijas, que lo acompañaron a través de los años en este largo proceso de crecimiento, se comprometieron a continuar con este sueño afianzando las premisas de su fundador y manteniendo vivo el espíritu que le dio vida a este destacable emprendimiento.